Chalecos, pantalones, gorros y hasta calzado son parte de la indumentaria mascotera. Un nuevo hábito entre los amantes de los animales.
Chalecos, pantalones, gorros, abrigos e, incluso, calzado. Ya no resulta raro ver perros vestidos disfrutando de sus paseos callejeros y los diseños se multiplican, así como las marcas que se lanzan a estas prendas.

Firmas de lujo como Swarovski, Dsquared, Adolfo Domínguez o Juicy Couture ya presentaron hace varios años su línea canina en grandes eventos de la moda. Esta apuesta de las grandes marcas, quizás, sirvió de inspiración para otras más pequeñas.
Una de las que se volcó a este mercado fue la actriz y conductora Karen Reichardt, quien fundó “Amores Perros” en 2010.

La idea surgió tras un viaje a Estados Unidos, donde comenzó a ver que ni los canes dejaban de lado su estilo. “Amores Perros surge cuando me compré un perro salchicha, yo nunca había tenido un perro chiquito. Me voy a Nueva York y empiezo a ver que grandes marcas tenían sus cosas para mascotas”, dijo Karen a Entremujeres. En ese trayecto, tras comprar algunas prendas para su mascota, la intención de emprender se hizo presente.

“Cuando volví de ese viaje, en 2009, dije: ‘Yo quisiera hacer algo así, una marca de ropa para perros en Argentina, la mejor’. Con todo eso fui al Fashion Week de Nueva York en septiembre. Me encontré a Dolores Barreiro y le dije: ‘Si pongo la marca, quiero que vos cierres el desfile’. Y así fue, hicimos toda la colección, un desfile hermosísimo en el 2010, donde cerró Dolores con el perro de Moria Casán, fue increíble”, rememoró la actriz.

Reichardt destacó que la respuesta fue positiva inmediatamente, ya que “el perro en la casa de uno no es un perro, tampoco una mascota, es parte de la familia”. “La reacción de los clientes fue de mucha aceptación, si vos vas por la calle ves todos perros vestidos. Fue una idea renovadora y la gente la fue adaptando”, aseguró.

En el caso de Fernanda Kaspin, licenciada en marketing, y Graciela Kaspin, kinesióloga, la llegada de “Kaspet” se dio como consecuencia de la ausencia que notaron a la hora de querer obtener ropa para su perra. “Compramos una perrita y nos trajeron de regalo una ropita del exterior, pero cuando quisimos comprarle algo acá nos dimos cuenta que prácticamente no había nada, y si había algo era muy básico y de muy mala calidad”, mencionaron.
A la hora de hablar de lo más vendido, las empresarias destacaron: “En invierno nuestro producto estrella son las camperas con abrigo, los sweaters tejidos y los buzos; y durante todo el año y, más que nada en verano, los arneses y las bombachitas sanitarias”.

Al igual que Karen Reichardt las responsables de “Kaspet” creen que el éxito de la ropa canina tiene que ver con el lugar primordial que el animal tiene hoy en los hogares. “El ‘boom’ que se ha dado en este último tiempo es porque la gente entendió que nuestras mascotas son parte de la familia y por ello se merecen lo mejor, se les da otro tipo de importancia y tratamos de satisfacer sus necesidades y darle todos los lujos que estén a nuestro alcance”, concluyeron.

No hace falta una ocasión especial para que nuestras mascotas luzcan esta variedad de diseños. La ropa y los accesorios perrunos ya son parte de la cotidianeidad del “mejor amigo del hombre”.